Central: (511) 627-5520 anexo 113
Celular: (511) 99744-4332
contacto@tecnologia.com.pe
RSS RSS
 
Lima, 26 de Abril de 2018

Cómo implementar exitosamente las nuevas Medidas Económicas con un ERP

Ofisis señaló que mediante la implementación de Soluciones de Gestión Empresarial, las empresas podrán asimilar fácilmente los cambios legales vigentes desde enero.

Estirpe de emprendedor

Las buenas ideas no bastan para conseguir el éxito



Por: Wilder Rojas

Pesadilla en la Sunarp
20-JUL-2010 11:21 hrs

Compartir

Los latinoamericanos nos jactamos de ser creativos y más flexibles que los estadounidenses o europeos para resolver situaciones especiales; y también es cierto que nos avergonzamos al reconocer que pisoteamos (como nos da la gana) las reglas y leyes, aunque sospecho que en este último caso los peruanos ganamos la Copa Libertadores de las Transgresiones. Léase conducir como bestia, escupir y mear en la calle y delante de todos, de seguir con la enfermiza vocación por la tardanza, etc.

Sobre la flexibilidad y creatividad que nos caracteriza, así como la famosa vocación de los europeos y estadounidenses por cumplir las normas, les contaré una anécdota que vi en algún aeropuerto de EE.UU. Un periodista argentino tuvo que esperar más de 45 minutos para pasar por migración, pues no tenía el dedo índice derecho para colocarlo en el lector de huellas, tal como se exige actualmente, con la variante que hoy piden los cinco dedos de la mano y, a veces, de las dos manos, más la miradita (sin lentes) a la cámara.

El funcionario de migraciones le decía que no sabía qué hacer, pues el reglamento exigía el dedo índice y que como el visitante no lo tenía, debía consultar a sus superiores. Menos mal que su jefe era un descendiente de latino, que al enterarse del caso pidió que el periodista argentino usara el dedo medio. Y ahí se acabó el problema. La solución era simple.

Pesadilla en la Sunarp
Algo de esto me pasó la semana pasada en la Sunarp ubicada en Jesús María (zona registral IX), al que asistí el lunes para un cambio voluntario de tarjeta de identidad vehicular. El martes me acerqué a la ventanilla 12, para recibir la nueva tarjeta, pero me dijeron que había sido observada (esquela de observación) debido a que yo no había escrito el número de la partida electrónica en la solicitud, y que me devolvían los documentos para subsanar el error.
Asombrado y molesto –y sin entender nada – busqué infructuosamente a alguien que me oriente, para finalmente hacer mi cola en la mesa de Informaciones donde me dijeron que vaya a Abogados –me dieron el ticket 238 – para esperar más de una hora. Cuando al final llegué donde el abogado, con justa razón casi se tira de cabezazos, pues el documento (esquela de observación) pedía un absurdo: el número de la partida electrónica que el mismo certificador –el que firma la esquela de observación – había puesto en el documento. Es decir, a toda vista un capricho de burócrata con hemorroides.

Con mucha pena y vergüenza, el abogado me pidió pasar donde el Defensor del Usuario, quien también se sintió terrible y sin saber cómo justificar el absurdo que, para variar, se repite todos los días, según pude comprobar con varios casos durante los tres días que tuve que ir a la Sunarp.

Bueno, sigamos con el suplicio. Por consejo del Defensor del Usuario volví a ingresar el documento –antes pasa por un fedatario y luego por una mesa de recepción de documentos, donde se supone verifican que la documentación esté correctamente – y me dijeron que regrese al siguiente día para recoger la tarjeta. Así lo hice, pero para nuevamente recibir otra esquela de observación que decía: “Visto el reingreso se advierte, en la solicitud para cambio voluntario de tarjeta de identidad vehicular ha omitido indicar el número de placa del vehículo submateria”.

El burócrata se refiere a la placa del vehículo que está en varios documentos que la Sunarp solicita para este tipo de trámite, y que entregué, es más, adjunté la copia de mi tarjeta de propiedad vehicular donde, por supuesto, figura el número de la placa. Lo que quería el “burrocrata” es que –a modo de castigo al usuario – yo mismo escribiera el número de la placa en el formulario. Así lo hice y volví a reingresar el documento, nuevamente por consejo del Defensor del Usuario.

Finalmente, me entregaron la tarjeta de identidad vehicular, con la comprobación de que una de las instituciones modelos en implementación de TI y de atención al cliente se está cayendo por culpa de su propio personal.

 

  Recomendar   Imprimir Regresar   1
TEMAS RELACIONADOS
29-03-2016 Estirpe de emprendedor
26-05-2015 Los vendedores y sus no comisiones
24-10-2012 Iquitos desconectado y perdido en el ciberespacio
28-04-2012 Dedicarse al negocio
28-01-2012 Desganados infringen letal lección de mediocridad
02-05-2011 Crisis del sistema universitario – Parte I
15-12-2010 Insólito fallo del TC
03-12-2010 El Nobel y el momento del Perú
08-11-2010 Máquinas de escribir, PC y curso de mecanografía
16-09-2010 El candidato y el presidente
M1ERP
Tripp Lite presenta en Perú "Soluciones Integradas 2011"
VIDEOS
2015-08-13
Samsung Galaxy S6 edge+
2011-11-23
Perfect World